enero 18, 2020

“Moro de mierda, vete a tu país”

Hoy os traemos una historia de racismo hacia un joven árbitro de Lugo que nos cuenta sus primeros pasos como árbitro:

He empezado hace poco a arbitrar, aún tengo 18 años, y hace muy poco en un partido de fútbol ocho, el cual era mi tercer partido desde que empecé a arbitrar me ocurrió algo muy desagradable.

Comienza el partido y los aficionados del equipo visitante empiezan a insultarme, diciéndome insultos de todo tipo como: “moro de mierda”, “vete a tu país”, “no sirves para pitar” y así durante todo el partido.

El partido iba 5-2 a favor del equipo local, entonces los visitantes empiezan a remontar hasta ponerse 5-4. Decido añadir 2 minutos de descuento porque se había perdido algo de tiempo y era lo correcto a mi entender, pero cuando pito el final un aficionado del equipo visitante entra en el terreno de juego y viene hacia mí a pegarme, afortunadamente el entrenador local se abalanzó sobre él parándolo justo antes de que me golpeara, aunque no pudo impedir que me escupiera.

Esta es mi historia y he pasado mucho miedo, pero es lo que me gusta y seguiré siendo árbitro por mucho que me insulten.

Esta lamentable historia se vivió en un partido de menores de edad por los que poco o nada se preocupan las federaciones y comités como vimos en la entrada anterior. Desde este blog queremos animar a nuestro compañero a que actúe ante este tipo de sucesos del siguiente modo:

  1. Avisando al delegado de campo durante el partido para que llame a la Fuerza Pública debido a los insultos, amenazas o a que piensas que hay riesgo de agresión física, y que se presenten inmediatamente en las instalaciones.
  2. Cuando lleguen contarles lo sucedido, pedirles que identifiquen a esas personas que les vas a indicar, ya que has observado quienes eran mientras te amenazaban o insultaban.
  3. Preguntar a la Fuerza Pública si se hacen cargo de la situación y garantizan mi integridad física para reanudar el partido (si no ha acabado). Si no la garantizan suspendemos y a casa.
  4. Denunciar lo sucedido siguiendo los pasos que se indican en nuestro gabinete jurídico:
  5. Recordar que debemos realizar una buena redacción del acta para no tener problemas, podéis coger el modelo que os pasamos en la noticia anterior:

Opinión de nuestro experto jurista:

Los insultos racistas no se consideran una falta diferente a otro tipo de insultos pero sí se penalizan más duramente, así la sanción impuesta será mayor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *