No vuelvo a jugar, pero yo te mato

   Amenazas de muerte de múltiples jugadores visitantes llevaron al árbitro de un partido de juveniles a suspenderlo y ser asistido por la Policía Local y Guardia Civil. Tras varias expulsiones, la violencia juvenil y un sinfín de insultos y amenazas, el colegiado, temiendo por su integridad física, decidió suspender el encuentro. Violencia juvenil en La…

Detalles